Comparte con tus amigos...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

ARTÍCULO 11

Una mañana estaba en el pasillo del hospital hablando con mi compañera. Se me acercó una chica y me dijo: no se por qué, pero te he oído hablar y pensé que podrías ayudarme…mi madre se muere. Hablaba de una forma desesperada mientras lloraba.

-Quería pedirte si podrías venir a la habitación para ayudarme a rezar. Hace mucho que no lo hago y se me ha olvidado.

Me fui con ella y le pregunté: ¿por qué rezar? ¿Lo necesitas tu o ella? ¿Crees que es mejor decir una oración? Si me permites… ¿rezar para ti es hablar con Dios? Si yo fuera tu madre me gustaría que hablaras conmigo. ¿Por qué no te despides de ella? Dile cuánto la quieres, que le das permiso, si lo necesita, para irse. Que todo está bien, que su trabajo aquí ya está hecho. Que se libere de ese cuerpo dolorido y maltrecho, que se vaya en paz. Que se queda con todo tu amor. Tócala, bésala pero con tranquilidad.

Mientras yo le hablaba, ella se lo repetía su madre. Le besaba las manos con mucha ternura y cuando terminé, lo último que le dije fue: eso es hablar con dios, despedirte de tu madre. Me dio las gracias y me fui. Respeté ese momento de intimidad. Ahora era yo quien tenía un nudo en la garganta habiendo visto esa imagen de las dos con tanto amor.

Carmen Rosa Rivero

Carmen Rosa Rivero

Carmen Rosa es Maestra de Reiki y Auxiliar de Enfermería, con una experiencia de 11 años en el Departamento de Cuidados Paliativos del Hospital Universitario Dr. Negrín.
Carmen Rosa Rivero

Latest posts by Carmen Rosa Rivero (see all)