Los Niños Litio “Presentando una nueva generación”

Primera Parte

Segunda Parte

Comparte con tus amigos...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Como colectivo humano, hemos ido guiándonos sin a penas darnos cuenta a través de las últimas décadas del siglo XX y principios del siglo XXI. Así hemos ido tejiendo la realidad en la que vivimos. Conocemos sus costuras, sus dobladillos, sus entretelas… Como  artífices, contamos con la capacidad de transformarla sin apegos, eligiendo el mejor momento, disfrutando y creciendo con cada diseño, no debido a una moda, pero sí a una transformación responsable que ya está dando paso a nuevas realidades.

Aunque no todos comenzaron esta andadura al mismo tiempo, ha sido un trabajo en equipo. A esta labor ejercida en el tiempo, yo la denomino “de los Índigo a los Litio”.

¿Pero de dónde proceden los niños Litio? ¿Cuál es su misión?

Los Litio son seres que proceden de diferentes partes del Universo, pero especialmente de las Pléyades. Su misión es ayudar a acelerar el cambio de consciencia en la que está envuelta la gran mayor parte de la humanidad y el planeta en el que vivimos, a través de una nueva frecuencia que ya está actuando dentro, fuera y alrededor de la Tierra.

Ha sido una labor escalonada. Los Índigo vinieron a transformar sistemas, comenzando por llamadas de atención, mediante las que mostraban su descontento ante las estructuras del momento, ya fuesen sociales, educativas, etc. No resonaban con los sistemas porque no podían vivir desde el Ser, por eso no se integraban en ellos. Seres incomprendidos por la rigidez de la estructura mental del colectivo de esa época (años 80), pero grandes valientes dispuestos a respetar su esencia aunque el viento soplara en contra. Así sentaron el precedente para que otros, que buscando y ansiando lo mismo, resonaran con ellos y también consiguieran expresarse con libertad actuando  en consecuencia. Cuando fueron capaces de  hilvanar sus recuerdos y comprender su misión, lo compartieron por todo el mundo y poco a poco fueron conectando una red de pensamiento que posteriormente se fue fortaleciendo, dando paso a nuevas frecuencias, hasta dentro de ellos mismos.

De hecho las frecuencias Índigo, Cristal, Arco Iris, Diamante y la Litio, forman parte del ADN Multidimensional del colectivo humano. Son estados de consciencia que se activan cuando llega el momento, cuando estamos preparados, y sólo, si decidimos trabajar con ellas. Esa es la razón por la que puede que nos resuenen o que no. Por tanto, la frecuencia Litio, no es exclusiva ni de pocos ni de muchos, sino de cualquier persona que a través de expansión de consciencia, constancia y transformación, se conecte a ella.

Sin embargo, hay una marcada diferencia entre experimentar a través de una de las frecuencias anteriormente citadas y la Litio. Con esta última, los niños puede integrarse en los sistemas a través del amor incondicional, aceptando el proceso del resto y adaptándose con facilidad a ellos. De esta forma logran modular desde dentro hacia el exterior, para luego acelerar e ir generando el cambio. Por eso pueden disfrutar estudiando aunque no les resuene el sistema educativo. Hasta ese punto se involucran para prestar ayuda, pero sólo potenciando a través de su frecuencia, lo que les resuena. Ellos observan, escuchan, sienten, empatizan y actúan.

Pero ¿esta información te ha llegado por casualidad?

Veamos:

Estamos viviendo en un momento histórico y evolutivo que incluye un cambio de frecuencia en todo el Universo. Nos estamos polarizando para no seguir repitiendo ciclos. Estamos eligiendo qué queremos seguir experimentando y qué resulta innecesario. A esta elección se ha sumado el planeta Tierra como Ser vivo y la propia Fuente. Sabiendo que llegaría este momento, antes de encarnar, nos dimos instrucciones como parte de una guía progresiva, para garantizarnos este salto cuántico. 

Las primeras frecuencias actuaron poco a poco, según lo permitía el proceso individual y a la vez el del conjunto, consiguiendo así una apertura totalmente opuesta a la de aquellos años, mediante una metamorfosis que fue dando paso a  estructuras mentales más flexibles.

Eso llevó a que muchas personas se fijaran en ese mensaje, el cual mostraba que se podía vivir desde el Ser, sin miedo, accediendo a la información interna de cada uno.

En ese primer bloque de intervención planetaria colaboraron los primeros niños Litio, aquellos que llegaron con la frecuencia inactiva a partir de 1960. Primero como observadores, pero con la certeza de que serviría para algo más que prestar atención durante esas décadas. Esa seguridad los fue guiando hasta  que comenzaron a sentir que tocaba iniciar una transformación consciente que les llevó a alcanzar la frecuencia Litio a partir de 2010. Como parte de esa primera oleada de seres que vinieron a prestar ayuda, nació el Proyecto Imshaya, aunque no se dio a conocer públicamente hasta el año 2012.

En realidad, los Índigo, Cristal, Arco Iris y Diamante fueron allanando el terreno, para que con el tiempo los Litio que nacieran con la frecuencia activa a partir de 2012, pudieran ayudar en la aceleración del cambio para  ascensión planetaria, de forma directa y fluida.

Relación entre los Niños Litio y las Consciencias Grupales. 

Por eso y al contrario que las frecuencias anteriores, estos seres comienzan su función antes de la concepción. Lo hacen ayudados por Consciencias Grupales, que están compuestas por guías experimentados con unidad de criterio en la labor que deciden emprender. Éstos han trascendido los límites de nuestro planeta y pueden ayudar en esta aventura, desde otras dimensiones, sin tener que volver a encarnar. En esta ocasión, colaboran como plataforma intermedia o lugar en el que pueden “hacer escala los Litio antes de encarnar en la Tierra. Desde estas Consciencias Grupales, los niños Litio se familiarizan con el entorno en el que vivirán aquí, fórmula que han elegido para ir habituándose poco a poco sin alterar su frecuencia.

Todo estaba muy bien organizado desde otros planos de consciencia. Pero se ha ido desarrollando respetando el proceso y el ritmo de cada uno. Esta medida de “hacer escala” fue necesaria para poder compensar de forma debida los polos opuestos, o el paso de uno a otro. Así se respeta no solamente el ritmo evolutivo de los seres de nuestro planeta, sino también se lo permiten hacia sí mismos, los seres que vienen a prestar ayuda, garantizando el cuidado hacia su propio trabajo y estado de consciencia. Me explico:

En un día de playa, donde la temperatura puede ascender a 38 o 40 grados, como nos sucede a veces aquí, en el Archipiélago Canario, lo normal es que te apetezca zambullirte en el agua si llevas rato expuesto a ese calor, pero con el consiguiente impacto para el cuerpo que recibiría el cambio como una agresión. Si por el contrario, facilitamos una adaptación gradual, por ejemplo: mojando primero los pies, luego introduciéndonos en el agua hasta las rodillas, al rato hasta la cintura, etc., llega un momento en el que el cuerpo hasta se relaja y recibe el mar con agrado sin tener que sentirse agredido.

La Empatía, parte de su responsabilidad y amor incondicional.

Los niños Litio consiguen que no se altere su frecuencia, siendo previsores y tomando medidas responsables al respecto. Una de ellas, irse familiarizando poco a poco con los seres humanos, sus costumbres y las emociones con las que ellos lidian todavía, por apegos a patrones basados en el miedo. Esto les permite comprender cómo y por qué, le abren las puertas al control al que luego quedan sometidos. Así con conocimiento de causa, pueden aportar de manera eficaz, todo lo necesario para la transformación que posteriormente acelerará el cambio.

Como la frecuencia Litio es tan opuesta a la que aún impera en el planeta, les es necesario experimentar todo ésto in situ, ejerciendo observación y empatía, comprendiendo a los que aún navegan en esa frecuencia pero que están pidiendo ayuda para trascenderla. Comprender y adaptarse sin tener que entrar en el campo emocional, no quiere decir que no les resulte áspero al principio, al igual que el cambio brusco de temperatura para los bañistas. Sin embargo se adaptan bastante rápido gracias a su nivel de comprensión y aceptación. No por ello simpatizan con todo lo que se encuentran en el camino, de hecho sólo potencian y mantienen lo que les resuena.

Se integran… pero no realizan el trabajo de transformación a nadie, como si se tratase de un milagro. Muestran cómo conseguir el cambio, con su propia conducta, cariño, coherencia, etc., pero el crecimiento individual conlleva decisión y responsabilidad intransferible. Su nivel de comprensión sólo lo utilizan para ponerse en el lugar de los demás y así ayudar de forma conjunta. Y aunque vienen con cierta ventaja, solamente la ponen al servicio de su misión como herramienta para que otros consigan hacer lo mismo.

Esta grupo inactivo durante décadas, ha sido un eslabón imprescindible para el nacimiento  de esta nueva generación porque es lo que les ha permitido que no se interrumpiera la labor que comenzaron desde las Consciencias Grupales, ya que lo único de ellos que cambia al nacer como seres humanos, es que ocupan un cuerpo físico para poder continuar la experiencia desde aquí. La Multidimensionalidad ni se pierde ni está reñida con la vida y la densidad de este planeta Tierra. 

Con esta fórmula de continuidad junto a la plataforma que activó la frecuencia a partir de 2010, han evitado lo que les sucedió a los niños que colaboraron con frecuencias anteriores. Tenían sueños lúcidos cargados de información que no podían organizar y gestionar hasta llegar a la adolescencia, debido a que al no rodearse de personas que pudieran comprenderlos desde el nacimiento, la labor se les interrumpía. Les pasaba lo mismo que con un idioma que no se puede practicar con otros… con el tiempo se olvida. Digamos que los niños Litio se aseguraron de quedar exentos del peaje que se paga al entrar en nuestro planeta: el olvido temporal.

La frecuencia Litio una realidad en nuestras vidas

He aprovechado la oportunidad de comunicarme con ellos y comprobar que todo lo que me indicaban se iba cumpliendo al pie de la letra, permitiéndome la experiencia con aceptación, desde antes que fueran concebidos, luego durante su gestación y también después de su nacimiento. Se comunicaban con bastante facilidad a través de sueños lúcidos (antes de nacer). Mientras son bebés mantienen esta habilidad pero también utilizan la telepatía.

La comunicación con ellos y con una de las Consciencia Grupales, para mí ha sido como una desintoxicación de ideas caducas y oxígeno que nutre mi alma. Y para ellos, comprobar que al nacer no se atasca su labor y que cuentan con otros Litio adultos, que los comprenden y les tienden la mano para avanzar hombro a hombro, ha sido ratificar que la intención volcada en este objetivo no la estropea la densidad de nuestra 3ª Dimensión, sino en todo caso, el apoyo que se de a ideas que sostienen el miedo.

Aprovechan el tiempo al máximo, de hecho, desde recién nacidos manifiestan exactitud y coherencia en los datos que aportan, continuando con la comunicación entre dimensiones sin que les afecte la extrañeza de muchos. Son como el resto de los niños, sólo que rescatan información que utilizan de forma práctica en 3D para generar vidas felices. Así desmitifican la idea de que vivir en esta Tercera Dimensión es una tarea complicada, ya que para ellos sólo se trata de ejercer creatividad en todo lo que desean cambiar, dando forma y así generando nuevas realidades. Una de ellas, la remisión espontánea, a través de transformación e investigación personal.

Recibe nuestras novedades y conoce de antemano los próximos eventos

 

* Tus datos estarán seguros y podrás darte de baja cuando quieras.

Responsable del fichero: Proyecto Imshaya.Finalidad; envío de nuestras publicaciones y novedades.LaLegitimación; es gracias a su consentimiento.Destinatarios: sus datos se encuentran alojados en nuestra plataforma de hosting de Raiola. Podrá ejercer Sus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir sus datos enviando un email a info@proyectoimshaya.com o ante la Autoridad de Control.Encontrará más información en política de privacidad

Esta Web utiliza cookies para permitir su correcto funcionamiento.

Configuracion de Privacidad

Cuando visitas un sitio web, este debe almacenar o recuperar información en tu navegador, principalmente en forma de cookies. Puedes controlar los servicios personales de cookies desde aquí.

Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione correctamente. No se pueden desactivar.

Para el correcto funcionamiento de esta página Web es necesario el uso de estas cookies

  • wordpress_test_cookie
  • wordpress_logged_in_
  • wordpress_sec

Por razones de rendimiento utilizamos Cloudflare como una red CDN. Esto guarda una cookie "__cfduid" para aplicar la configuración de seguridad por cliente. Esta cookie es estrictamente necesaria para las funciones de seguridad de Cloudflare y no se puede desactivar

  • __cfduid

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios