Comparte con tus amigos...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

ARTÍCULO 9

Cuando comencé a trabajar en Paliativos una de las cosas que me recalcaron fue que no juzgara la soledad de ningún paciente. Anoche cuando empecé la guardia, me comentó mi compañera: acaba de ingresar una señora que ha llegado bastante débil. Viene acompañada por su hijo y por un señor (desconozco su parentesco). Cuando fui a conocer a la señora, el acompañante de mayor edad me comentó que se iban a descansar a casa. Se despidieron de la paciente y le dijeron que volverían al día siguiente, después del desayuno. Imaginé que llegarían tarde.

Fui varias veces durante la noche para comprobar el estado de la paciente. Le comenté a mi compañero que tenía la impresión de que la señora se estaba muriendo y que no llegaría viva a por la mañana. El me dijo:¿ tu crees? Yo no la veo tan mal. Aún así volví a verla varias veces. A las 6 de la madrugada ya había fallecido.

La verdad es que todavía me impacta que fallezcan cuando se encuentran solos, sin familia que los acompañe en esos momentos. Pero me remonto a los consejos de mis compañeros cuando comencé en ese servicio y tienen mucha razón…no podemos juzgar su soledad, no conocemos cómo ha sido su vida, simplemente me muestro respetuosa en ese instante y me despido en silencio diciendo: parte en paz… todo está bien.

Carmen Rosa Rivero

Carmen Rosa Rivero

Carmen Rosa es Maestra de Reiki y Auxiliar de Enfermería, con una experiencia de 11 años en el Departamento de Cuidados Paliativos del Hospital Universitario Dr. Negrín.
Carmen Rosa Rivero

Latest posts by Carmen Rosa Rivero (see all)